Robert T. Kiyosaki autor del best seller “Padre Rico Padre Pobre” que además de ser escritor es Inversionista Inmobiliario nos habla, en todos sus libros, sobre la importancia de la “educación financiera”. Él señala que en la escuela nunca te enseñan a ser rico, ni a vivir libre de ser empleado.

Kiyosaki en su libro “El Negocio del Siglo 21” señala cuatro pasos hacia la libertad financiera:

1. Construye un Negocio.

Kiyosaki afirma que ningún empleado por más dinero que gane será rico. Ya que el empleado depende única y absolutamente de su empleo para vivir y si por cualquier circunstancia pierde su trabajo pues adiós dinero. Así que Kiyosaki propone que construyamos un negocio, que no es lo mismo que ser “auto empleado” la gran diferencia entre ser dueño de un negocio y auto-empleado es que estés tu o no el negocio de dará ingresos.

Kiyosaki sugiere que no abandones tu trabajo hasta que hayas construido tu negocio, por que no se trata de sustituir tus ingresos sino generar más ingresos para invertirlos.

2. Reinvierte en tu Negocio.

Para construir un negocio se requiere sobre todo PACIENCIA por que los negocios necesita tiempo para llegar a su punto de equilibrio. Muchos especialistas señalan que un negocio es exitoso después de cumplir sus cinco años de existencia. Por tal razón Kiyosaki nos recomiendo que los primeros ingresos del negocio deben reinvertirse en él.

Así que amigos mucha paciencia, enfoque y amor que como dicen por ahí las cosas que valen la pena no se construyen de la noche a la mañana.

3. Invierte en bienes raíces.

A medida que tus ingresos crezcan invierte en bienes raíces, ocupa todo tu excedente en la compra de inmuebles. Kiyosaki también señala, en otro de sus libros, que el limite de maneras en poder comprar inmuebles es tu imaginación.

Aquí yo te propongo que te tengas una meta, ¿cuanto dinero necesitas o quieres tener mes a mes? ¿qué te gustaría hacer cuando tengas libertad financiera? Y ¿cuánto dinero necesitarás para eso? Y una vez que llegues a ese numero piensa cuantas propiedades (casas, departamentos, edificios, etc.) necesito para llegar a mi meta.

4. Deja que sean tus activos los que compren tus lujos.

¿Que te gustaría comprarte? ¿un coche deportivo de súper lujo? ¿unas vacaciones por el mundo? O simplemente vivir cómodamente sin preocupaciones… Cuando inviertas en bienes raíces y comiences a recibir rentas por 5 mil, 50 mil o 500 mil pesos mensuales podrás comprarte lo que quieras y dormir tranquilo teniendo la certeza de que al otro mes hay un montón de inquilinos que estarán pagando tus lujos…